19-02-2009

Crítica a la Novela Bipolar de Antonella Cuevas

Patio
Comentario crítico a la obra Bipolar: en el último patio de A. Cuevas
por Claudia Kennedy


En estos tiempos es aún complejo categorizar un libro en algún género literario cuando la proximidad entre los géneros llega a compenetrarse como hojas y sequedad. Aún así es labor del crítico visualizar los distintos textos en él o los géneros más apropiados a la intención, a la soltura del autor, para que usted como amante lector(a) comprenda la finura o mal gestación del libro. Es pues por lo anterior que se puede gestar un primer ejercicio entregando el libro a un juicio crítico. Este primer punto coincide con lo anterior, con el echo de no concebirlo como dentro de un único género-novela- sino como un texto hibrido que posee elementos propios tanto de la novela como de un diario de vida. Dicha acometida privada, (en un mundo en que parece no haber nada privado) se desenvuelve en una narratividad propia de las estructuras novelísticas y todo este aparato mío referido a que pertenezca a uno u otro género es solo para dejarle claro a usted que es una novela pero que también funciona como un texto de exquisita y a veces atrofiante intimidad.
En lo que respecta al trazo narrativo del libro es correcto afirmar que existen tropiezos rítmicos, más siendo la primera obra de Antonella Cuevas Z. pueden quedar apartados cuando nos sumergimos a la atmósfera creada en el libro-una intimidad que nos bota los párpados-. Y bien que Bipolar este en el último patio, pues así Elisa (hablante) integre las reflexiones de una mujer propensa al suicidio, por lo que no existe aquí un antojo por petición de contrato ni una fabrica insípida sino bastante jugosa y como tal no esta apta para todo público sino para el capaz de enfrentarse a devorarla o devorarse.
Elisa nos proporciona un estado de reflexión profunda motivada por la constante de la autorreflexión existencialista, aquí también presentada en instantes bastante lastimera.
Más surgen discusiones sociales respecto al futuro de un ente bipolar, que habitualmente le golpean los labios desde otros labios: quién se logra suicidar, qué sucede con la familia; mas pronto llegan las certezas ¿no sé qué pretendo con estos ejemplos?, ¿justificarme?. Estas instancias se presentan a lo largo de la obra como una simbuiosis entre realidad y auto-realidad que en un principio demora en hacer surgir la historicidad en sí de Bipolar.
Mas dichas instancias no sólo son de Elisa, sino que se sumergen en la propia labor creativa de la autora- lo que indica dos cosas: primero que o Elisa es un quiebre de la propia autora, o que el personaje no esta totalmente descrito en su configuración de acción. Entonces, ¿los locos estamos condenados a crear o los creadores nos volvemos locos?. Tras ello recuerdo un artículo de El Mercurio en el cuerpo Artes y Letras aquí se proponía – según la mención que se hace al estudio de unos psiquiatras- que algunos de los más grandes artistas sufrían problemas psiquiátricos, más aunque no todos eran comprobables en lo absoluto eran expuestos sin ton ni son, y aunque lo fuesen la cuestión es que la intención del artículo en sí abruma, fastidia cuando se osa ver un fenómeno causal donde no lo hay, pues hubiese sido más apropiado hablar de que la fuerza y reflexión de un(a) escritor(a) u artista por alcanzar la propia perfección y saber que no la hallará jamás generan (siguiendo la paranoia causal entregada) un dejo físico así como también una revolución mental que para muchos nos torna in-sanos para el mundo actual según los parámetros del mundo actual.
De ésta manera el surgir de esta obra nos hace suponer ya una pausa, un recelo a nivel de consideraciones artísticas venidas primero desde el último patio.
Bipolar: en el último patio.
Genero: Novela
Autora: Antonella Cuevas Z.
Nacionalidad: Chilena
Editorial: Puerto Alegre
Año de edición: 2007
124 pág.




------------------------------------------------------Inscríbete en la Academia de Letras de San Bernardo para trabajar

Hegemonía ¿manía?

Claudia Kennedy Moreno Tags: Claudia Kennedy, poesía chilena actual, poesía femenina, literatura chilena, kennedy, poeta kennedy, ´crítica literaria, critica, crítica literaria chilena, poemas,